¿Necesitas un cambio que mejore tu vida?

Voy a contarte qué es un proceso de coaching y cómo te puede ayudar.

Si estás en un momento de tu vida en el que sientes que algo no va bien y no te sientes cómo te gustaría, si tienes la sensación de que no estás viviendo la vida que quieres y algo te dice que tienes que cambiar cosas pero no encuentras la manera acertada de hacerlo, el Coaching te puede ayudar y voy a contarte como.

El proceso de Coaching se  trata de un modo de ayuda en el que tú adquieres el máximo protagonismo para poder así encontrar la manera más efectiva de resolver los problemas que te impiden vivir tus días con la calidad que tú deseas.

Hay un momento en la vida en el que te das cuenta de que no estás viviendo acorde a tus deseos, te suceden cosas que te hacen sufrir más de lo que eres capaz de gestionar y no estás viviendo tus días del modo que quieres vivir los.

A veces los problemas en el trabajo hacen que sientas que la calidad de tu tiempo está muy dañada. Otras veces lo que te hace sentir desasosiego es la sensación de falta de amor de alguna persona en concreto. En otros casos la relación con los hijos está deteriorada y te hace sentir triste o con ansiedad e incluso puedes ser el progenitor de niños pequeños que demandan tanta atención que sientes que es una carga muy pesada. O quizás el problema radica en que no dispones de tiempo suficiente para dedicarle a los que más quieres, o incluso no dispones de tiempo para dedicarte a ti y esto hace que tengas que dejar de lado tu propia realización personal, renunciando a hacer las actividades que más te apasionan o que te llenan de vida.

En definitiva, hay momentos en la vida en los que sientes que tu energía está en un bajo nivel, que la felicidad con la que sueñas no parece llegar nunca y que los sueños que tienes cada vez están más lejos de poder cumplirse.

Por eso voy a decirte algo que te va a resultar muy sorprendente aunque parece contradictorio y es que cada vez que te sientes en el límite de tus posibilidades, estás en realidad en el mejor momento para conseguir que tus sueños se hagan realidad. En los momentos más difíciles de la vida se gesta precisamente el mejor caldo de cultivo para que puedan aflorar nuevas oportunidades para cambiar las cosas, crecer y conseguir todos los objetivos y aunque parezca que lo que te digo es una locura, es realmente una certeza puesto que todas las crisis son oportunidades para el cambio.

¿Cómo te ayuda un proceso de coaching a cambiar las cosas?

Un proceso de coaching es la herramienta perfecta para conseguir cambios importantes en el modo que vives la vida y su calidad.

El coaching es un revolucionario sistema de trabajo mediante el cual el cliente es ayudado por el profesional, el cual le va a acompañar en su camino de cambio hasta que consiga los objetivos marcados. El Coaching consigue que al introducir un pequeño cambio en la vida de una persona, muchos más cambios beneficiosos comiencen a ocurrir, al igual que la maquinaria de un reloj en el que el movimiento de una pequeña rueda hace que se muevan todas las demás.

El método de trabajo es el siguiente:

El proceso de coaching se lleva a cabo mediante la realización de sesiones en las que se reúnen el cliente ( llamado en adelante coachée) y el profesional ( llamado en adelante coach).

El coachée es aquella persona que detecta que ha llegado un momento en su vida que considera crítico, sabe que está experimentando sensaciones desagradables que alteran su tranquilidad y surgen su interior el deseo profundo de mejorar las cosas. Para ello está dispuesto a realizar los cambios que sean oportunos para conseguir salir del estado de crisis en el que se encuentra pero no consigue hacerlo a pesar de haberlo intentado de diferentes maneras. Por eso decide buscar la ayuda de un coach.

El Coach es el facilitador y comienza a trabajar con el coachée

En el momento en el que queda puesto de manifiesto que el ciachée ha entendido que es fundamental su compromiso con la realización de las tareas que se diseñen a lo largo del proceso de coaching, estableciéndose entonces él acuerdo de colaboración entre ambos. Este será realmente el punto de partida de todo proceso de coaching ya que es fundamental que el cliente tome verdadera conciencia de que él es el protagonista del proceso por lo que conseguir los resultados dependerán directamente de su grado de compromiso de acción para conseguir el cambio.

A partir de este momento, acordada la colaboración, comienza el proceso de coaching

. Y en mi opinión es cuando empieza , en sentido figurado, la magia.

El proceso de coaching es el método de trabajo y consiste en detectar exactamente qué objetivo es el que desea alcanzar el kouchi, es decir, que desea, que sueña y en definitiva que quiere. Esto ha de determinarse de una forma muy concreta y específica puesto que va a ser la meta hacia la que se dirija todo el proceso, de modo que pueda llegar a detectarse claramente el momento exacto en el que está meta se ha conseguido para poder así dar por finalizado el trabajo de coaching.

Para dar los pasos correctos hacia el logro de este objetivo, se trazara un plan de acción muy específico, que incluirá diferentes tareas que el coachée deberá cumplir de manera comprometida entre una sesión y la siguiente.

Tanto el objetivo como las tareas deben ser muy específicos, medibles, alcanzables, realistas y que se puedan conseguir en el plazo de tiempo que se determine.

Foto del cerebro con ruedas y la interrogación

Las preguntas poderosas : para determinar tanto el objetivo como las tareas a realizar, el coach utiliza una técnica especial mediante la cual realiza preguntas poderosas que hacen pensar y reflexionar al coachée de modo que consigue encontrar el mismo las respuestas más acertadas para acercarse a todo lo que se propone y de esta forma consigue un cambio importante en su manera de vivir y de percibir las cosas que le suceden puesto que es el mismo el que descubre la solución desde su interiorización personal, es decir que el coach no dará consejos sobre lo que hay que hacer sino que acompaña al coachée de una manera muy cercana hasta que sea el mismo el que encuentre la llave que abrirá la puerta que necesita.

Aunque no siempre el coach es especialista en formación emocional, yo sí considero que es muy importante que un coach tenga este tipo de formación específica puesto que en los procesos de cambios siempre son puestas de manifiesto diferentes emociones sobre las que será importante trabajar mediante formación adecuada para que los avances que realice el coahée  se consoliden de una forma más sólida. Se debe tener presente que en ningún caso se tratará de terapia psicológica sino de formación en gestión de emociones.

El trabajo que se realiza debe además ser confidencial y bajo a la normativa del código deontológico, para garantizar una buena praxis del profesional que dote de suficiente confianza al cliente para que esté trabaje sintiéndose en un terreno seguro.

De esta manera el proceso de coaching se convierte en una herramienta segura para el cambio.

Si estás pensando en que tu vida debería ser diferente y de verdad quieres realizar los cambios que sean necesarios para poder conseguirlo, te animo a que des el paso y comiences un proceso de coaching que sin duda te va a facilitar mucho ese propósito.

Si quieres preguntarme más cosas sobre este tema, estaré encantada de ayudarte a resolver las si contactas conmigo desde aquí o en mi correo annagomez@coachingsuperior.com

Déjame un comentario, pregunta o duda y comparte este artículo con quien lo pueda necesitar.¡¡¡ Gracias!!!